jueves, 13 de marzo de 2014

Reseña: Sasayaki- Moonlight Whispers (1999)




Después de mucho pensarlo, he elegido a Sasayaki para mi primera reseña. ¿Por qué precisamente esta película? Quién sabe, posiblemente porque me encantan las relaciones enfermizas, oh sí, ya con eso digo bastante.
Más conocida como Moonlight Whispers, la película dirigida por Akihiko Shiota se basa en el manga Gekko no sasayaki de Masahiko Kikuni, es decir, su escencia no es más ni nada menos que una novela gráfica, la que por cierto, no se encuentra licenciada en ningún otro idioma, ni existen scanlations en la web (si estoy en un error, por favor corregirme).

La trama es la siguiente: Takuya Hidaka oculta un intenso enamoramiento, llegando a los límites de la obsesión, por su amiga Satsuki Kitahara.

Así es señores, oliendo los pantaloncitos de gimnasia.

En fin, pues resulta que nuestro héroe, por así decirlo, es correspondido, así que el noviazgo es algo inevitable.


Sin embargo, Hidaka al tener una relación con Satsuki, se percata de un inconveniente, no es a ella a quien desea y ama, más bien lo es la Satsuki de su imaginación, aquella inalcanzable, es decir, sus ropas, fotografías, sonidos, etc, por lo que empieza a preguntarse ¿acaso deseo esta relación? Pero antes de que pueda decidir, la obsesión del joven es descubierta por Satsuki.


Justo cuando creíamos que Hidaka tenía serios problemas mentales descubrimos que Satsuki no se queda nada atrás. De pronto a la muchacha le surge una aberración hacia Hidaka, acusándolo de pervertido y naciendo en ella un sadismo, una constante lucha por hacerle daño. Incluso, dice que es su perro, pero lo trata peor que a uno.

Poco a poco la relación se volverá más enfermiza y los dos personajes involucraran a terceros, mientras se hunden más en su extraña relación que disfrutan, vaya si no.


Conclusión: Película única, peculiar, y delirante. Japonés, sin duda alguna. Recomendable para todo aquel que quiere disfrutar de una película con personajes que alguien más cuerdo tildaría de fetichistas. Personalmente considero que no es más que una de las tantas mutaciones que puede tener el amor. Me encantaría leer el manga porque en ocasiones se presentan vacíos en la historia, pero en fin, seis tomos no pueden ser sintetizados en una hora cuarenta minutos. A verla, si a alguien le interesa comentar y, más que con gusto, informaré la página en la que es compartida. ¡Deleitaros!

2 comentarios:

  1. ¿Amor enfermizo? ¿Japonesa? ... ¿Donde firmo? :D que genial que subas reseñas de peliculas, Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Es bueno saber que no se está solo en el amor a lo japonés y enfermo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar